HomeCultura Sexual“Lumbersexuales” los hombres que desplazaron a los metrosexuales ¿Te apetece uno?

“Lumbersexuales” los hombres que desplazaron a los metrosexuales ¿Te apetece uno?

Es el nuevo “hippie”

Hombres barbones, guardabosques citadinos que en apariencia tienen un look descuidado y desenfadado, pero si los miramos bien están cuidadosamente combinados. Usan camisas a cuadros, jean gastados, botas todoterreno, pero sobre todo se caracterizan por alardear de su aspecto desaliñado y muy masculino.

Estos hombres ya tienen un nombre: lumbersexuales. Sí, ya se habían tardado en ponerles una etiqueta pero nada es para siempre.

El lumbersexual es el nuevo “hippie”: amante de la naturaleza, y, en general, de la vida al aire libre.

Su nombre proviene de “lumberjack” (leñador) y es como una de las pokevoluciones del hipster. Cuando el vello facial volvió a ponerse de moda, el reino del metrosexual se tambaleó. Rasurarse se volvió demasiado maistream y la barba y los bigotes volvieron con todo.

Una de las características del hombre metro es su preocupación por mantener una vestimenta bien combinada y trendy. Los lumbersexuales, por su parte, a pesar de parecer reivindicar al hombre feo, fuerte y formal, no engañan a nadie: se recortan los vellos de la cara en barberías de moda y no compran sus camisas en cualquier tienda, sino en unas donde por un pedazo de franela a cuadros, les cobran un ojo de la cara.

Hugh Jackman y Ryan Gosling son dos ejemplos de lo que representa un lumbersexual.

¿Todavía no te haces idea a cómo son? Seguro que si te los describimos encontrarás muchas razones para querer tener uno a tu lado.

Les gusta el hogar. Adoran pasar tiempo a solas en casa, leyendo o reparando objetos. Les gusta el olor natural de la madera e invierten su tiempo en construir cosas con sus manos.

Son muy sexuales. Una de las características físicas de un lumbersexual es su barba, al tenerla tan grande y tupida, su nivel de testosterona  es mayor. Esto hace que sean extremadamente buenos en la cama y que, además, siempre tengan deseos de satisfacerse y satisfacer.

Transmiten confianza. Tienen el poder de dar seguridad, su aspecto rudo transmite virilidad y los percibimos como protectores.

Son muy sexys. La dureza es su atractivo principal, su apariencia puede parecer descuidada, pero lejos de ser anti higiénica es muy sexy.

Sus gustos no son tan exquisitos. Los metrosexuales prefieren los planes sofisticados como los restaurantes de alta cocina, y los eventos más refinados, y eso no está mal, pero a veces sienta bien una comida casera, un asado con los amigos, o un plan menos glamuroso.

Es en estos escenarios es donde los lumbersexuales se sienten como pez en el agua, pues pueden ser espontáneos, disfrutar y hacerte pasar increíbles momentos.

Les gusta la naturaleza. Buscan perderse en ella y adoran pasar tiempo en lugares alejados de la ciudad para conectarse con lo que los rodea.

Tienen alma preciosa. Están conectados son su “yo interior”, los pensamientos positivos son algo del día a día y nunca se muestran derrotados por más que lo estén.

¿Ahora si caíste rendida ante el término? Ponte alerta y con vista de águila comienza a cazar un espécimen de estos.

Share Button

#Pansexualidad-Libertad,-moda-o-amor
Anterior
#Pansexualidad ¿Libertad, moda o amor?
Séptimo-día-el-explosivo-show-de-Soda-Stereo-con-Cirque-du-Soleil-que-cautivará-Argentina
Siguiente
“Séptimo día” el explosivo show de Soda Stereo con Cirque du Soleil que cautivará Argentina